Leadership constructivo

leadership constructivo

 

Reformulando valores: para ello es necesario crear una consciencia colectiva de que el camino que vamos a iniciar es el de una estructura de personas  empeñadas y convencida en la generación de una nueva cultura más colaborativa, más comprensiva, más influyente, más autoresponsable, más hambrienta de conocimientos, más curiosa, más inventiva  y  más generosa internamente que conduzca finalmente a una estado de cultura constructiva.

Todo ello no sólo hay que cultivarlo en los líderes de la cúpula: no es suficiente, y el impacto sería limitado. Para el éxito del proyecto hay que tocar todas aquellos mandos o personas que tienen alguna responsabilidad directiva sobre un grupo de personas.

Si realmente se quiere crear una cultura constructiva debemos verificar la existencia de un elemento inexcusable que debe estar siempre presente en este proceso: feedback. Una herramienta que debe ser permanente y  constante, en todas direcciones, arriba abajo, izquierda derecha. Con una pequeña limitación: solo feedback positivo.

Se pretende una acción de alto impacto en las personas, enfocada en la creación de relaciones laborales más saludables y  más abiertas, que se constituya en una oportunidad de crecimiento profesional, y aveces también personal.  Siendo esto un paso hacia un estado más evolucionado de un adulto, como una herramienta que contribuya a doblegar la resistencia al cambio presente en la mayoría de las personas, como propugna Robert Kegan en su libro “Immnunity to change”. Y una forma de iniciarlo es la generación de una auto-consciencia no sólo propia, sino aquella que viene de la que otros tienen de nosotros. Pero también es necesario que en el ambiente se huelan las voluntades de desarrollo y evolución profesional.

Estas y otras acciones y actividades tienen como fín último la implantación de nuevos valores en la organización, que se pueden expresar en cuatro líneas:

Doy  –>  Escucho  –>  Comprendo  –>   Crezco

¿Por qué en primera persona de indicativo?

Porque implica una acción y responsabilidad mía, exclusivamente de mi voluntad.

Dar y crecer te fortalecen.

Escuchar y entender propulsan tu capacidad de trabajo.

Y casualmente donde se debe trabajar más, mucho más, es en pasar de la etapa de oír a escuchar, para comprender donde está tu futuro en la nueva organización. Recuerda que si no cambias, te estancas. Y  las organizaciones del futuro a quienes van a preferir incorporar ¿a los estancados en la resistencia al cambio o a los evolucionados hacia la construcción de su futuro?

Enviar un Comentario


Nombre*

Email (No será publicado)*

Web

Su comentario*

Enviar Comentario

© 2012 Ignacio Moure & Asociados             C/ López Neira, 3 - 3º Ofic. 301 - 36202 Vigo.    T.986 447 337     F.986 449 787                       Diseño web: Alola